inteligencia-emocional-como-trabajar-las-emociones

Inteligencia emocional: cómo trabajar las emociones

Según la RAE la inteligencia emocional es “la capacidad de percibir y controlar los propios sentimientos y saber interpretar los de los demás”, unas cualidades difíciles de alcanzar y que, pese a permanecer bastante abandonadas por parte de la sociedad y el sistema educativo, según demuestran diversos estudios suponen la clave para el éxito profesional, personal y académico.

Si aún no te hemos convencido de la importancia de la inteligencia emocional o si quieres saber más sobre ella, sigue leyendo.

por-que-es-tan-importante-la-inteligencia-emocional

Índice

¿Por qué es tan importante la inteligencia emocional?

Esta es una de las preguntas más repetidas sobre la inteligencia emocional: ¿para qué sirve la inteligencia emocional? ¿Por qué es tan importante?

La “Inteligencia racional” o el Coeficiente Intelectual se ha llevado todo el protagonismo dentro de las aulas, otorgándole el papel de ser el determinante del futuro éxito profesional de los alumnos. Pero esto no es así, tal y como demuestran diferentes estudios la inteligencia emocional tiene un papel más importante incluso que la inteligencia racional ya que de ella depende nuestro equilibrio emocional el cual también influye directamente en nuestra capacidad para asimilar conceptos o exprimir al máximo todo nuestro potencial “intelectual” y creativo y nos ayuda a motivarnos y permanecer estables, lo que a su vez sí desemboca en logros personales, profesionales y académicos.

Al igual que el resto de animales somos seres emocionales, de hecho en nuestros primeros años de vida es nuestra inteligencia emocional la que se encarga de guiar nuestros pasos, de ahí que la carga de nuestras emociones sea tan importante. Es la parte racional la que evalúa lo que hemos sentido y no al revés. Así que por muy alto que sea tu IQ, si no sabes cómo gestionar tus emociones siempre verás limitadas tus capacidades y esto puede llevar a que te sientas frustrado y no puedas reconocer o creas que no te mereces alcanzar las metas que realmente ansías.

En el caso del ambiente laboral, la inteligencia emocional te ayudará a desarrollar una actitud asertiva, una mayor tolerancia al estrés y herramientas para adaptarte y reponerte de las situaciones más inciertas, lo cual interesa a muchas empresas a la hora de buscar candidatos y mejorará tu rendimiento laboral.

Además es vital para establecer relaciones emocionales sanas, mantener un bienestar físico y psicológico o padecer menos estados emocionales negativos entre otras muchas cosas más.

¿Se puede aumentar la inteligencia emocional?

Junto con la anterior esta es otra de las preguntas que más interesa y preocupa a los usuarios. La respuesta es . A diferencia del coeficiente intelectual, este tipo de inteligencia puede mejorarse a base de esfuerzo e interés.

 

Cómo se desarrolla la inteligencia emocional

Para mejorar la inteligencia emocional es necesario trabajar o desarrollar ciertas habilidades interpersonales e intrapersonales si no cuentas con ellas:

  • Entender y saber gestionar nuestras emociones.

Es necesario, como veremos más adelante, conocerse para descubrir aquello que nos lleva a sentirnos de una manera u otra, esto será clave para saber cómo controlar nuestra respuesta ante estas situaciones. Después de todo, no podemos controlar cómo se comporta o actúa el resto, pero sí cómo nos afecta.

  • Prestar atención y escuchar a los demás

Este aspecto te ayudará a trabajar la empatía y mejorar tus relaciones con los demás, algo también clave para mejorar tu inteligencia emocional.

  • Expresar los sentimientos

Es muy importante exteriorizar los sentimientos, gran parte de los trastornos emocionales surgen a raíz de la incapacidad de expresar lo que sentimos, al igual que de nuestra falta de autoconocimiento o gestión emocional. Por eso es esencial aprender a expresar aquello que nos preocupa, nos duele o sentimientos positivos como el afecto o el amor. Esto te ayudará no solo a sentirte más liberado y a gusto contigo mismo, sino que evitará que lleguen a ocasionarse conflictos innecesarios derivados de sentimientos enquistados y hará que tus relaciones sean más sanas y funcionales. Las personas con una alta inteligencia emocional no tienen miedo a expresar lo que sienten, eso sí, siempre de forma asertiva.

Elementos de la Inteligencia emocional

Entonces, ¿cuáles son los elementos básicos de los que se nutre una inteligencia emocional óptima? Éstos podrían resumirse en los siguientes puntos:

  • Autoconocimiento

Conocerse es algo esencial para poder llegar a alcanzar un estado de bienestar. Para ello es recomendable hacer un “análisis DAFO” personal a través del cual puedas conocer tus fortalezas, debilidades, aquello que puedes y debes potenciar y lo que puede resultarte dañino. Al igual que también es muy importante conocerse para averiguar qué es lo que realmente te llena, te gusta y da sentido a tu vida, lo cual te ayudará a establecer metas realistas que puedan satisfacerte, y qué es lo que te disgusta, frustra y llega a ocasionar sentimientos y emociones negativas en ti para que puedas llegar a combatirlas o gestionarlas y revertir sus efectos.

 

  • Automotivación

Una vez has llegado a conocerte, al menos a rasgos generales, puedes reconocer qué es lo que te motiva y establecer aquellas metas que te ayuden a mantener una visión positiva y a sortear las barreras y obstáculos que te frenan y por los que habitualmente te dejas llevar. Este elemento es vital para alcanzar el éxito, ninguna de las personas que lo han alcanzado se han dejado hundir o han dejado de intentar lograr sus sueños por muchos impedimentos que se hayan cruzado en su camino; siempre han confiado en ellos mismos y han mantenido una actitud positiva, lo cual es determinante si quieres llegar a conseguir algo. Mantente activo, valórate y saca partido a tus fortalezas y oportunidades, sólo así conseguirás lo que te propones.

 

  • Autocontrol

Como ya hemos dicho, la inteligencia emocional es elemental en el desarrollo de los seres humanos. No os estoy enseñando nada nuevo si os digo que primero sentimos y después pensamos o reflexionamos razonadamente sobre ello. Por eso es tan importante que aprendamos a dominar nuestros sentimientos y emociones y evitemos cualquier tipo de reacción impulsiva que pueda hacer que nos arrepintamos en un futuro no muy lejano.

El autocontrol quizá sea una de las habilidades más difíciles de alcanzar, al fin y al cabo no dejamos de ser animales impulsivos, pero ésta es clave no solo para evitar conflictos innecesarios o actitudes agresivas y enfados, sino también para controlar pensamientos y actitudes pesimistas que en muchas ocasiones tienen más que ver con una influencia emocional que con una racional.

 

  • Empatía

Otra de las habilidades que más influye a la hora de alcanzar una inteligencia emocional alta es la capacidad de entender a los demás, de ponerse en su lugar, saber cómo interpretar gestos, emociones… en resumidas cuentas, dominar la empatía. Para ello es necesario traspasar la frontera del yo y escuchar más allá, lo que mejorará tu relación con los demás, tanto a nivel personal como profesional, y contigo mismo pues te sentirás mucho más cómodo y realizado al tener relaciones plenas y dejar de preocuparte únicamente por las cosas que te afectan centrando el foco también en lo que le ocurre al resto. Y esto, aunque parezca una tontería, ayudará a mejorar tu salud mental. Muchas veces centrarnos tanto en nosotros mismos y en lo que nos ocurre hace que caigamos en pensamientos y sentimientos depresivos y que éstos acaben desembocando en trastornos emocionales mucho más graves como la depresión o la ansiedad. Así que, aunque no te lo creas, este es un gran paso para alcanzar tu estabilidad emocional.

 

  • Habilidades sociales

Se ha demostrado que las personas con una alta inteligencia emocional son más sociables, se desenvuelven a la perfección en ambientes sociales, tienen más y mejores relaciones interpersonales, tienen grandes dotes de liderazgo y saben cómo mediar en conflictos y recuperar el control de las situaciones.

Dominar todas las habilidades anteriores les convierte en personas fácilmente adaptables a ambientes cambiantes y a la sociedad en general. Además, ser personas asertivas hace que se ganen la aceptación de las personas con mayor facilidad y se conviertan en los candidatos favoritos de las empresas para los puestos de mayor responsabilidad o que impliquen trabajar en equipo.

Ahora que ya sabes más sobre la inteligencia emocional, qué opinas ¿crees que es importante cultivar la inteligencia emocional? ¿Es algo tan determinante a la hora de alcanzar el éxito? Haznos saber cuál es tu opinión.

Cursos relacionados

No hay cursos relacionados en este momento
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalización de Cookies
Privacidad