cuales-son-las-tecnicas-de-estudio-mas-efectivas

¿Cuáles son las técnicas de estudio más efectivas?

Dicen que “cada maestrillo tiene su librillo”, pero ¿qué pasa con el alumnado? Para muchos las técnicas de estudio son algo extraño que ni se plantean, otros se decantan por una que realmente no les resultan todo lo útil que debiera y, en menor proporción, podemos encontrarnos con quienes sí han dado con el método perfecto para retener y procesar el temario.

Para los últimos no tenemos mucho más que añadir pero si te encuentras entre el grupo de los escépticos o sientes que todas las técnicas que has utilizado hasta el momento no te han resultado todo lo útiles que debieran, sigue deslizando y descubre cuáles son nuestras favoritas 😉

Índice

Por qué son importantes las técnicas de estudio

Cuando pruebas algo y no obtienes resultados, o al menos no los que esperabas, es normal que te plantees si es realmente importante y pierdas la fe en su efectividad. Pero lo cierto es que las técnicas de estudio son tan importantes como te imaginas o más.

Obtener buenos resultados académicos requiere esfuerzo y compromiso. El primer paso, tal y como vimos anteriormente, es planificar a la perfección y de forma realista tu tiempo de estudio. Una vez lo hayas hecho, como dispondrás de más tiempo para estudiar, podrás dedicar parte de él a probar qué técnica de estudio es la más adecuada para ti* (advertencia: no apto para aquellos que dejan todo para el último momento, tendrás que hacer un esfuerzo).

Pero ¿por qué decimos que son tan importantes? Las técnicas de estudio son herramientas o estrategias que utilizamos para que el proceso de estudio nos resulte más sencillo y poder retener y asimilar toda la información que nos solicitan a largo plazo y no simplemente para “soltarla” el día del examen.

No todas las técnicas de estudio son iguales ni funcionan de la misma manera, por eso probarlas es la mejor opción para ver qué forma de estudio se adapta más a ti. No debes desanimarte si la primera vez que pruebas una de ellas no te funciona, sigue inténtalo, en el momento que des con la adecuada podrás comprobar cómo mejoran tus resultados y sacas un mayor rendimiento al tiempo que dedicas a estudiar.

importancia-tecnicas-estudio

Las mejores técnicas de estudio y sus características

Todos conocemos técnicas de estudio, las hayamos catalogado o no como tal. Un ejemplo de ellas son los típicos resúmenes y esquemas que todos hemos tenido que entregar a nuestros profesores a lo largo de primaria y secundaria “porque nos iban a ayudar a estudiar” pero que, siendo sinceros, para muchos eso no era más que una pérdida de tiempo.

Otra técnica de estudio muy extendida y que suele utilizarse de manera complementaria a las anteriores es la de subrayar los textos, que siempre debe ir precedida por una lectura comprensiva del temario a estudiar, y que, si se hace de manera adecuada, suele resultar muy efectiva para gran parte de los estudiantes. De hecho, podríamos establecerla como la base para el resto de técnicas que te ayudarán a afianzar tus conocimientos sobre el temario.

Si ya has probado todas las técnicas que hemos mencionado pero ninguna te ha servido, tranquilo/a, hemos dejado lo mejor para el final:

  • Las reglas mnemotécnicas:

Si tu fuerte siempre ha sido la memorización, puede que esta técnica se convierta en tu opción favorita. Gracias a ella podrás asociar conceptos e ideas con la información que quieras asimilar. Puedes hacer a través de canciones, juegos de palabras, ideas absurdas que te vengan a la cabeza… Así podrás recordar gran cantidad de información de forma sencilla, sin tanto esfuerzo y siguiendo una lógica. Un ejemplo de ello puede ser el famoso anuncio de la FEN (la Federación Española de Nutrición o Fina Escudero Nieto).

  • Las tarjetas de estudio:

Esta técnica no solo te ayudará a sintetizar la información y comprenderla, sino que quizá sea una de las técnicas más divertidas y entretenidas que puedas encontrar.

Siguiendo un modelo muy similar al de las “chuletas” deberás disponer en pequeñas cuartillas o secciones de un folio, en una cara el concepto o pregunta que debas resolver y en la otra su respuesta. De esta manera podrás acceder rápidamente a los conceptos que deseas repasar y tendrás toda la información clara y organizada.

  • Los mapas mentales:

Si los esquemas no te terminan de convencer pero las técnicas que mejor te han funcionado son aquellas que implican sintetizar la información y disponerla de forma visual, esta técnica puede resultarte interesante.

Podría decirse que los mapas mentales son esquemas, mucho más visuales, que parten de una idea que se coloca en el centro del folio y a partir de la cual surgen ramificaciones con conceptos / subtemas relacionados con ella. Así no solo verás claramente los conceptos, sino que también tendrás muy claro qué relaciones se establecen entre cada uno de ellos.

  • El método Cornell:

Esta técnica está pensada para que quienes toman apuntes en clase lo hagan de manera efectiva y éstos les sirvan a la hora de estudiar. Siguiéndola tendrás la información mucho más organizada, clara y adaptada a ti. ¿Cómo puedes poner en práctica este método? Tan solo tienes que seguir las siguientes pautas:

  • Lo primero es que permanezcas atento en clase y practiques la escucha activa, sólo así entenderás los contenidos y podrás llevar a cabo este método.
  • Lo siguiente que debes hacer es estructurar los folios que vas a utilizar en clase de manera que dejes un espacio horizontal de unos 2,5 centímetros para el título en la parte superior y otro de unos 5 cm en la parte inferior para el resumen, la parte en la que deberás sintetizar toda la información que contiene el resto de la hoja para que después con tan solo un vistazo puedas recordar todos los contenidos que debes asimilar.
  • La parte central de la hoja debes dividirla en dos por medio de una línea vertical, dejando un espacio a la izquierda de unos 6,5 centímetros para las ideas clave y otro a la derecha de unos 15 centímetros para las notas de clase. En las notas de clase, como podrás imaginar, debes incluir toda la información que sea relevante para el tema de estudio, es decir, el contenido expuesto en clase. En el apartado de ideas clave, como su propio nombre indica, debes indicar datos muy importantes que el profesor haya destacado y de los que no te puedes olvidar y aquellas dudas que debas preguntar para comprender mejor el temario o partes que consideres especialmente necesario repasar.

 

  • Explicar el temario en voz alta:

Esta estrategia resulta especialmente útil para comprender los contenidos e incluso cerciorarte de que realmente lo has hecho. Si eres de esas personas para los que las clases magistrales son la base de su estudio, esta puede ser tu técnica estrella. Explicándole el temario a un compañero (o a ti mismo) a tu manera, sin parafrasear las palabras del libro o los apuntes que te han facilitado, comprobarás como procesas mucho mejor la información e inviertes mucho menos tiempo que leyendo una y otra vez los apuntes de principio a fin sin pararte a pensar qué es lo que estás memorizando.

  • Las grabaciones:

Siguiendo la misma línea que la anterior, si ves que tu punto fuerte es la memoria auditiva aprovéchalo y combina ambas técnicas. Explícate lo que has comprendido tras realizar una lectura comprensiva del temario y una vez lo tengas claro, y compruebes que es así, grábate. Hazlo, así podrás escucharte todas las veces que necesites y ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo.

que-tecnica-de-estudio-utilizas

Hasta aquí llega nuestra pequeña recomendación de técnicas de estudios, ¿conocías todos estos métodos? ¿Te han servido de ayuda? Síguenos en redes sociales y haznos llegar tu opinión 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Últimos artículos
Temas del blog

Cursos relacionados

No hay cursos relacionados en este momento
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalización de Cookies
Privacidad