La Formación Profesional para el Empleo ayuda en la lucha contra el coronavirus

La Formación Profesional para el Empleo ayuda en la lucha contra el coronavirus

Varias alumnas provenientes de cursos del sector sociosanitario impartidos por el Grupo Aspasia están trabajando en residencias y centros sanitarios para frenar el COVID-19

Cada granito de arena suma. Con esa idea es con la que acuden cada día al trabajo varias de las alumnas del Grupo Aspasia que han tenido que pasar rápidamente a la acción para ayudar en la lucha contra el coronavirus. Hace apenas unos días estaban cursando certificados de profesionalidad como el de ‘Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales’ y hoy están trabajando sin descanso para frenar la pandemia provocada por el COVID-19.

Pese a que aún no han terminado la formación (lo harán cuando se puedan reanudar los cursos presenciales) las alumnas del Grupo Aspasia ya están totalmente capacitadas para poder colaborar en la batalla. Un detalle que genera una buena noticia dentro del mar de informaciones negativas que percibimos cada día a través de los medios: la formación profesional para el empleo funciona. Y está aportando profesionales al mercado laboral para alimentar las tropas sanitarias de nuestro escuadrón de guerra contra el coronavirus.

Alrededor del 13% de los contagiados por coronavirus son personal sanitario, lo que hace imprescindible cubrir las vacantes generadas. Sin duda, éste es uno de los sectores con más riesgo de contraer la enfermedad y que nuevos profesionales puedan echar una mano cuando se les necesite siempre es de agradecer.

Las protagonistas

Vanesa Pato Bajo, Sujeisi Padrino, Maria Dolores Burgo Alonso, Maria Gemma Fernandez Marin, Maria del Carmen Alonso Martin, Nuria Bernardos Calvo o Cristina Martinez Olandia son los nombres de algunas las heroínas del Grupo Aspasia. Alumnas de cursos impartidos en Valladolid, Burgos y Soria que desde el inicio de la crisis están trabajando duro para frenar el COVID-19.

Todas ellas se encontraban durante el periodo de prácticas cuando se decretó el Estado de Alarma. Tras ver suspendida la parte final de su formación provisionalmente, gracias a la mediación realizada por el Grupo Aspasia con diferentes empresas del sector sanitario y a sus ganas por continuar en la lucha, rápidamente fueron contratadas para trabajar a jornada completa.

El papel del Grupo Aspasia

La necesidad de personal sanitario debido a la crisis provocada por el COVID-19 es un problema grave desde hace ya varias semanas en cualquier rincón de España. Por ello, cuando se decretó el Estado de Alarma y las prácticas que estaban realizando las alumnas de los cursos que impartía el Grupo Aspasia se cancelaron, la reacción de la entidad formativa fue inmediata.

Tras informar a sus estudiantes de la suspensión de sus prácticas (una de las medidas adoptadas por el Gobierno durante este Estado de Alarma), el Grupo Aspasia se encargó de recoger sus currículums y ponerlos a disposición de empresas con necesidades de personal sanitario. El efecto fue inmediato y en la actualidad son ya más de una decena las alumnas de la entidad formativa que están trabajando como uno más en diferentes residencias de Castilla y León.

Cualquier aportación es necesaria y la solidaridad y colaboración de empresas privadas es un arma más de las muchas que hacen falta para vencer al COVID-19.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalización de Cookies
Privacidad