jovenes-ambiente-trabajo

¿Qué esperan las empresas de las nuevas generaciones? Centennials y la búsqueda de empleo

En un momento de incertidumbre como el que estamos viviendo en la actualidad todos nos preguntamos qué nos deparará el futuro. Una de las grandes incógnitas que se nos plantean es qué pasará con las nuevas generaciones y cuál será su papel en el mundo laboral.

Con una tasa de paro juvenil de casi el 40% y con las peores cifras de emancipación de la historia del país es normal que se haya acentuado aún más la sensación de vértigo y hayan saltado todas las alarmas entre la población más joven, pero la realidad es que el futuro se presenta mucho más alentador. Tanto los millennials como la generación Z tienen mucho que decir en este plano y no sólo se muestran como dos de las generaciones mejor preparadas de la historia, sino  que su incorporación al mundo laboral ha supuesto un cambio a la hora de que las empresas configuren su plantilla y puestos de trabajo.

ordenador-chica

Índice

¿Quiénes son los “Centennials” o “generación Z”?

Ahora que el término millennial se había logrado extender y hasta comprender por gran parte de la población, llegan los centennials y te preguntarás, pero ¿y estos quiénes son?

Pues bien, si los millennials están compuestos por la generación Y comprendida entre 1981 y 1993, los centennials o generación Z vendrían a ser sus sucesores, cuyo marco temporal se establece entre 1994 y 2010. Aunque no todos los expertos coinciden en este criterio.

Millenials vs Generación Z, ¿en qué se diferencian?

Cada generación tiene sus propios rasgos diferenciadores y si ya nos parecían diferentes los millennials de sus antecesores, los centennials no podían ser menos.

En España ahora mismo conviven 6 generaciones diferentes (al menos hasta el momento):

  • Silent Generation (1930-1948): en esta generación se recoge a todas aquellas personas mayores de 70 años que vivieron su infancia sumidos en la posguerra española, lo que marcó decididamente sus costumbres y forma de ver la vida. Son considerados como la generación del esfuerzo y la austeridad.
  • La generación Baby Boom (1949-1968): éstos, a diferencia de los anteriores, vivieron durante la época de recuperación y bonanza que sucedió a la penuria de la posguerra. Dada esta situación, los índices de natalidad se dispararon marcando un antes y un después en la sociedad (de ahí su nombre). Su forma de afrontar la vida es también muy diferente y es que ya sabemos que cuanto más tenemos más queremos y el haber nacido en una época tan marcada por el ascenso económico ha marcado su personalidad ambiciosa.
  • La generación X o generación de la EGB (1969-1980): nacieron y vivieron en la época de la apertura y transición del país combinada con la explosión del consumismo marcado por las aspiraciones del conocido como sueño americano, lo que los convierte en unos eternos perseguidores del éxito. También fueron los primeros en enfrentarse a la digitalización e incorporación de internet en el trabajo, pero no es algo que caracterice al grueso de la generación.

Y por fin llegamos a las generaciones que realmente nos competen:

  • La generación Y / millennials (1981-1993/6): aunque muchos no se pongan de acuerdo sobre su año de finalización, el hecho de ser una generación global y no tan marcada por la diversidad entre países la convierte en la más conocida y reconocible del mundo. Son los hijos de la era de la digitalización, los que desde su nacimiento han observado y utilizado los diferentes dispositivos que se encontraban en el mercado. Aunque su ascenso al mundo laboral se vio terriblemente marcado por la crisis, son considerados como una de las generaciones más preparadas, aunque muchos la estigmaticen como la generación nini.
  • La generación Z / centennials (1994-2010): es considerada como la primera generación nativa digital, emprendedora y autosuficiente por excelencia, aunque son muchos los que dicen que en este campo se verán superados por los integrantes de la generación alpha (2010-2020?) quienes han empezado a manejar tablets y smartphones desde la cuna.

Las diferencias y similitudes entre millennials y centennials son bastante significativas a pesar de que son muy pocos los años que se llevan entre sí. Aquí os dejamos una pequeña muestra de ellas:

Principales rasgos diferenciadores:

  • Centennials:

A los componentes de la generación Z podríamos considerarlos como personas autosuficientes, competitivas y realistas, poco dadas a la inestabilidad laboral. Estos jóvenes prefieren, a diferencia de sus antecesores, cambiar de roles o explorar otras opciones dentro de la misma empresa y elaborar planes a corto plazo.

Son expertos multitarea, lo que ha derivado en una de sus mayores flaquezas, pues pierden rápidamente la concentración al llevar a cabo una sola. También son impacientes y autodidactas; están acostumbrados a una vida con internet, lo cual ha determinado su forma de comunicarse, procesar la información rápidamente y tener la necesidad de obtener las cosas al momento y con un solo click.

También poseen un espíritu emprendedor mayor, viéndose capaces hasta de desarrollar nuevos puestos de trabajo. Aunque, debido a su carácter autosuficiente pueden ser algo individualistas a la hora de desempeñar su trabajo.

Y, a pesar de que la generación Y fuera considerada como la primera generación global, son los centennials quienes están más globalizados. La diversidad está más aceptada entre ellos e incluso se sienten más identificados con personas que no pertenecen a su entorno, sino que se encuentran a miles de km. Internet les ha permitido mantenerse conectados con el resto del mundo desde su infancia.

Su mayor objetivo en la vida es sentirse realizados.

  • Millennials:

Por otro lado, a los millennials podríamos categorizarlos como idealistas, optimistas y soñadores algo frustrados por la situación económica y laboral que les ha tocado vivir. Toda esta amalgama de características les ha convertido en los abanderados del job hopping, es decir, en trabajadores que cambian de empresa con frecuencia y voluntariamente en busca de mejores horizontes laborales que les permitan no sólo una mejor posición, sino también mantener un equilibrio entre su vida personal y laboral.

Plantean sus objetivos a medio-largo plazo, aunque su filosofía de vida sea más cercana al Carpe Diem y vivan en el presente, centrados en exprimir al máximo cada experiencia que se les presente; una gran diferencia con los centennials que prefieren bienes que perduren en el tiempo para invertir.

Además, algo a destacar en este apartado es que todo lo que pueda suponer una novedad para esta generación es algo ya adoptado por la generación Z.

Su objetivo es sobresalir.

jovenes-campo

Similitudes:

Los millennials fueron la primera generación global, interesada por lo que le ocurre al planeta e involucrada en causas sociales, lo cual incentivó que la generación Z siguiera el proceso. Con lo cual a la hora de buscar empleo se sienten atraídos por aquellas empresas involucradas con la sociedad y el entorno que les rodea (RSC).

Ambas conviven con la tecnología en su día a día y dependen de ella.

Y, aunque la capacidad emprendedora es un rasgo que hemos destacado entre la generación Z, la generación Y también tiene esta capacidad. De hecho, incluso han sido precursores de muchos nuevos puestos de trabajo como el de influencer o gamer.

¿Cuáles son las aspiraciones de la generación Z a la hora de encontrar empleo?

Una vez conocidas sus características vamos a comprobar cómo influyen a la hora de configurar su perfil laboral:

Si algo caracteriza a estos jóvenes es su capacidad para aceptar y ver la realidad tal y como es, por eso, siendo conscientes de la alta tasa de paro juvenil y las escasas probabilidades de éxito, son muchos los que esperan desarrollarse laboralmente en pymes antes de plantearse siquiera optar a un puesto en una gran empresa. Buscan una estabilidad laboral ante todo.

A la hora de buscar empleo se centran en aquellas empresas con las que se sienten identificados y en las que pueden contribuir de manera activa al progreso de la misma y a la mejora de la sociedad.

  • Se informan previamente sobre la empresa para la que planean trabajar y, dentro de esa búsqueda, uno de los pilares centrales para que decidan enviar su currículum es sentir que ambos comparten valores, misión y visión.
  • Esto se debe a que la mayoría de integrantes de esta generación valoran por encima de todo ocupar un puesto de trabajo que les guste y motive en su día a día. Aspiran a que su mayor hobby se convierta también en su empleo y este les permita poder escalar y probar diferentes roles dentro de la misma empresa.

Valoran la honestidad y la transparencia que ellos mismos comparten y, aunque pudiera parecer lo contrario, el contacto cara a cara con sus superiores, una relación de cercanía donde intercambiar visiones y opiniones.

Buscan proyectos que les permitan exprimir al máximo todo su potencial, demostrarse a sí mismos de lo que son capaces para poder aprender y superarse en un futuro (su objetivo es la realización personal).

Su deseo de desarrollo va ligado a la esperanza de poder seguir formándose dentro de la empresa, son autodidactas, creativos y curiosos.

Y, además, están acostumbrados a desenvolverse en entornos digitales, por lo que desempeñar ciertas tareas sin el apoyo de estos medios les puede resultar complicado y esperan encontrarse con un entorno compatible con el que forma parte de su día a día.

Cómo se están adaptando las empresas a los jóvenes talentos y qué esperan de ellos.

Algunas empresas ya están dando el paso hacia la adaptación de sus puestos de trabajo a estos perfiles profesionales tan peculiares. Si tú también quieres dar el paso, éstas son algunas de las ideas que comparten los expertos:

  • Tener en cuenta que no todos tienen títulos acorde a las capacidades que poseen: son autodidactas, la mayoría adquiere gran parte de sus capacidades a través de tutoriales que encuentran en la red. De esta forma podrías estar frente a todo un experto en Photoshop o Premiere que no tiene ninguna titulación o certificado que lo avale. ¡No bases tu proceso de selección en títulos!
  • Aumentar la digitalización del entorno laboral: sólo así podrás fomentar sus habilidades digitales y explotar al máximo su potencial y todo lo que tienen que aportar a la empresa.
  • Dar el paso hacia las estructuras horizontales: en una era en la que las empresas se esfuerzan por ser cada vez más cercanas y generar mayor confianza entre sus clientes no se puede optar por un modelo completamente opuesto con los trabajadores, quienes en definitiva son los clientes internos de la empresa. Los centennials han crecido en esta realidad, donde las estructuras jerárquicas han dado paso a ambientes más abiertos, comunicativos y cercanos. No toleran jefes autoritarios, les gustan los espacios de intercambio y creatividad que se logran de la mano de un mentores que sepa gestionar adecuadamente sus equipos, manteniendo climas comunicativos con feedback constante y promoviendo la independencia de roles y el trabajo en equipo.
  • Proponer retos y oportunidades de aprendizaje continuos: no se hacen pequeños frente a la adversidad, les gusta tener la oportunidad de seguir aprendiendo y desarrollarse profesionalmente, al igual que de superarse a sí mismos. Esto supone un gran estímulo para ellos.
  • Ofrecer ofertas de empleo atractivas y visuales: es una generación para la que las imágenes dicen mucho más que el texto y que vive constantemente bombardeada por estímulos visuales, lograr captar su atención y que la oferta les resulte atractiva es un logro.

¿Es la generación Z la generación del cambio?

Como conclusión, podríamos añadir que los centennials aún tienen mucho que decir. Son mucho más emprendedores, autodidactas, autónomos… unas características que posibilitan el cambio y fomentan nuevas profesiones así como la aparición de nuevas empresas; ejemplo de ello son muchos influencers pertenecientes a esta generación, quienes demuestran que teniendo los suficientes recursos económicos tienen la capacidad creativa y la valentía necesarias para lanzar proyectos innovadores capaces de mover y cautivar a las masas.

Jóvenes que alcanzan como máximo los 26 años de edad y a los que les queda por delante una larga trayectoria laboral llena de obstáculos, peligros y ensayos prueba-error que determinaran el futuro de muchos otros.

Así que si de algo estamos seguros es de que no dejarán indiferente a nadie y, tal y como se prometen a sí mismos, cambiarán el mundo y la manera en que la sociedad lo habita y consume, promoviendo y creyendo en acciones mucho más comprometidas con el medioambiente, la compra sostenible o la igualdad.

joven-sostenibilidad

Con esto damos por finalizada nuestra reflexión. Y tú, ¿a qué generación perteneces?

No olvides que si tienes cualquier duda o consejo que aportar estaremos encantados de leerte 🙂

Cursos relacionados


Formación gratuita en %%tb-image-alt-text%%

Impuesto sobre sociedades (IS): gestión fiscal de la empresa

¡FORMACIÓN GRATUITA! Curso de gestión fiscal de las empresas. Mejora tu CV. Certificado por el SEPE. ¡Entra y revisa el…

Curso Gratuito

Certificado oficial

Cualquier sector laboral
Desempleados/as
Aula Virtual
Aspasia Madrid


Formación gratuita en %%tb-image-alt-text%%

Calidad del producto gráfico

¡FORMACIÓN GRATUITA! Curso de producto gráfico. Certificado por el ECYL y la Junta de Castilla y León. Mejora tu CV….

Curso Gratuito

Certificado oficial

Cualquier sector laboral
Autónomos/as, Empleados/as, Personas en ERTE
Presencial
Formación gratuita en %%tb-image-alt-text%%

Mantenimiento mecánico de líneas automatizadas

¡FORMACIÓN GRATUITA! Curso de mantenimiento mecánico. Mejora tu CV. Certificado por el SEPE, el ECYL y la JCYL. ¡Entra y…

Curso Gratuito

Certificado oficial

Cualquier sector laboral
Autónomos/as, Empleados/as, Personas en ERTE
Presencial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalización de Cookies
Privacidad