las-claves-del-emprendimiento-juvenil

Las claves del emprendimiento juvenil: cómo ser un buen emprendedor

La alta tasa de desempleo juvenil y las sucesivas crisis económicas y sanitarias en las que nos hemos visto envueltos estos últimos años han sido claves para el desarrollo de dos de las generaciones con mayor espíritu emprendedor de todos los tiempos. Las generaciones más jóvenes, aún conscientes del riesgo que supone este salto, están cada vez más decididas a tomar las riendas de su futuro laboral, y esto se ha convertido precisamente en una de las mayores esperanzas para la economía global. ¿Quieres saber más sobre este hecho? ¡Sigue deslizando! 🙂

jovenes-emprendedores

Índice

Las nuevas generaciones de emprendedores: millennials y centennials

En un post anterior ya hablamos sobre las características, similitudes y diferencias de estas dos generaciones y entre ellas encontramos un gran nexo común: su capacidad emprendedora

Y es que por muy raro que pueda resultar en la actualidad no es extraño encontrarse con adolescentes que acaban de terminar el instituto y ya cuentan con su propia empresa. El hecho de que hayan crecido en un entorno dominado por internet y vivan permanentemente conectados a la red les ha convertido en unos auténticos expertos en el dominio de herramientas y dispositivos digitales, los cuales además permiten saciar su sed de conocimiento, transformándoles en auténticos autodidactas que no acaban de encajar en un en sistema educativo incapaz de adaptarse a esta nueva realidad donde la inmediatez, la practicidad y los conocimientos específicos priman sobre todo lo demás.

También haber crecido en un ambiente más globalizado, sin fronteras y lleno de oportunidades los ha convertido en personas mucho más libres, sin miedo de explorar nuevos modelos de negocio alejados de lo común y tradicional; siendo un soplo de aire fresco en un mercado laboral en el que lo más importante es diferenciarse y encontrar tu propio espacio. Rompiendo con los antiguos modelos de empresa y sus métodos de organización, apostando siempre por la flexibilidad y la adaptación constante a las diferentes tendencias del mercado.

Siendo así no es de extrañar que todas las esperanzas estén depositadas en estas dos jóvenes generaciones, encargadas de romper con lo establecido y transformar el espíritu emprendedor para siempre.  

las-nuevas-generaciones-de-emprendedores-millennials-y-centennials

Características de un futuro emprendedor

Pero, ¿todo el mundo puede llegar a ser emprendedor? ¿Existen algunos factores o características comunes a todos ellos? La respuesta a ambas preguntas es , aunque siendo realistas es difícil que todo el mundo pueda llegar a convertirse en un emprendedor exitoso, eso dependerá de multitud de factores entre los que sí podemos destacar diferentes rasgos que comparten muchos de los empresarios más exitosos:

  • Creativos: está demostrado que las mentes creativas tienen una mayor tendencia al emprendimiento, de hecho esta característica es una de las más importantes a la hora de crear un negocio exitoso y capaz de despuntar y diferenciarse en el mercado.
  • Perseverantes: si quieres conseguir buenos resultados debes ser constante y no flaquear en el intento. Ningún negocio sale adelante sin muchas horas de esfuerzo e intentos prueba-error detrás que lo consoliden.
  • Con iniciativa: es decir, mantener una actitud proactiva a lo largo de todo el proceso, sin pasar a un segundo plano. Esta es otra de las características más repetidas entre las personas exitosas, si no eres capaz de tomar decisiones y actuar por tu cuenta, sin mediación de terceros, es muy difícil que puedas lograr tu objetivo.
  • Capacidad de liderazgo: si emprendes un negocio debes ser igualmente capaz de dirigirlo, tanto al proyecto como a la plantilla; sino es difícil que pueda seguir adelante.
  • Asertivos: ligada a la característica anterior, la asertividad es una cualidad necesaria para cualquier persona que trabaje en equipo o lidere una empresa. Debes ser capaz de expresar lo que deseas de forma adecuada, sin herir a nadie, al igual que de aceptar quejas o sugerencias y actuar de mediador en caso de conflicto.
  • Mente abierta: no puedes centrarte en una sola idea, debes conocer todo lo que rodea a tu empresa y absorber todas las posibles oportunidades que encuentres y que puedan enriquecer tu proyecto.
  • 100% involucrados e interesados: debes conservar las ganas de seguir aprendiendo sobre aquello que te apasiona y de mantenerte al pie del cañón del proyecto.
  • Seguridad en sí mismos: si tú no creer ni en ti ni en tu idea, ¿quién lo va a hacer? Tener seguridad en ti mismo ayudará a que los demás crean también en ti y en lo que estás haciendo e incluso inviertan en ello.
  • Ambiciosos: el mercado no es constante, por eso no debes conformarte; debes seguir aspirando a mejorar y alcanzar mejores resultados por muy bien que vayan las cosas en ese momento.
  • Resolutivos: el mundo empresarial está lleno de baches, así que si no eres capaz de solventar los problemas que vayan surgiendo difícilmente podrás seguir avanzando.
características-de-un-futuro-emprendedor

Consejos para jóvenes emprendedores

Como acabamos de mencionar, el mundo de los emprendedores está lleno de obstáculos y si lo que quieres es llegar a lo más alto dentro de este entorno tan competitivo deberás luchar por tu idea con uñas y dientes y no tirar la toalla ante la mínima posibilidad de fracaso, es decir, confía en ti y en tus capacidades, no en lo que opina el resto. Si esto lo tienes claro aquí te dejamos los consejos que te ayudarán a despuntar y convertir tu idea en un auténtico negocio:

El primero de ellos, por muy evidente que pueda resultar, es el más esencial de todos: debes apostar por una idea que te apasione, algo en lo que realmente te guste trabajar y que te ilusione día tras día. Esto es obvio si pensamos en la cantidad de horas y esfuerzo que deberás dedicarle, sin perder el ánimo y las ganas de seguir adelante. Así que por muy rentable que creas que pueda resultar esa idea de negocio, si no te apasiona las posibilidades de éxito y mantenimiento a largo plazo no serán las mismas.

En esa misma línea, como ya hemos mencionado, debes estar preparado para tomar riesgos y reponerte ante cualquier fracaso. Todos los empresarios de éxito han fracasado varias veces antes de alcanzar el éxito, así que asumir la derrota no es una opción si lo que pretendes es ser uno más de ellos. Deja a un lado los miedos y lucha por lo que quieres por muy difíciles que se pongan las cosas.

Además, otro factor importante si te estás planteando aumentar la plantilla es saber escoger un equipo de profesionales adecuado, con conocimientos, capacidad para trabajar en equipo y que crea y se comprometa casi tanto como tú con el proyecto. Debes asegurarte de que todos remáis en la misma dirección.

Un consejo que no debes olvidar es que debes estudiar y conocer al máximo a tu clientela. Esto es algo básico y más ahora que vivimos inmersos en un mercado donde el producto o la idea de negocio han pasado a un segundo plano y el cliente se ha convertido en el centro de la empresa. Todas las acciones están pensadas para satisfacer sus demandas y expectativas, por lo tanto, una vez tengas claro a que target quieres dirigirte debes estudiarlo a fondo y poner en práctica las mejores herramientas del marketing relacional.

Y por último, pero no menos importante, asegúrate de administrar correctamente el presupuesto del que dispones para llevar a cabo tus objetivos. Este suele ser uno de los errores más comunes a la hora de empezar un negocio, así que para evitarlo no te olvides de planificar y analizar los costes de cada paso antes de comenzar con el proyecto.

consejos-para-jovenes-emprendedores

Formación para emprendedores

Son muchas las voces que llegados a este punto solicitan un mejor planteamiento de los estudios por parte del sistema educativo, aportando soluciones para aquellos alumnos autodidactas que buscan seguir aprendiendo y no basar su educación en estudios generales que no van a servirles de cara a su incorporación al mundo laboral o que están completamente obsoletos. Por no hablar de la falta de orientación hacia estudios fuera de las ramas de conocimiento tradicionales o del ámbito universitario que puedan enriquecer y aportar soluciones a esta problemática.

La FP o Formación Profesional puede ser una de las grandes respuestas para aquellos que busquen soluciones más prácticas, actualizadas y con menor duración que además aportan los conocimientos relativos al emprendimiento que tanto echan muchos en falta en etapas de enseñanza obligatoria.

Otra opción sería apostar por formaciones de temática específica organizados por diferentes instituciones o empresas privadas o aquellos subvencionados por el estado dirigidos tanto a trabajadores como a desempleados.

Elijas la formación que elijas para continuar tus estudios o ampliar tus conocimientos y aplicarlos a tu empresa piensa en lo que mejor pueda adaptarse a lo que estás buscando, infórmate y toma una decisión sin dejarte influir por lo que otros piensen; ¡esa es la verdadera actitud de un emprendedor!

formacion-para-emprendedores

¿Estás pensando en emprender? ¿Crees que puede ser la solución a la situación actual de crisis y desempleo? Síguenos en redes sociales y haznos saber cuál es tu opinión 🙂

Cursos relacionados

No hay cursos relacionados en este momento
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalización de Cookies
Privacidad