Índice

Comprártelo en redes

¿Docente? ¡Sí!

¿De qué habla un docente cuando queda a tomar un café? De todo, menos de trabajo. Pero, ¿de qué hablan los docentes cuando se reúnen para hablar de trabajo? Lo vamos a comprobar con este artículo en el que opinan sobre temas relacionados con la docencia algunos de nuestros colegas de profesión.

¿Docente? ¡Sí! - Índice

Artículo escrito por María Teresa Gómez Hernández

Participantes

En este café se han reunido: Luis Carlos Bastardo, docente que imparte certificados de profesionalidad como: el de Operaciones de fontanería y calefacción_ climatización doméstica, el de Montaje y mantenimiento de instalaciones caloríficas, y alguno más relacionados con los oficios de Fontanería, Climatización y Calefacción.

Otra de las docentes es Elena González, que se encarga de impartir certificados de profesionalidad como: el de Atención sociosanitaria a personas en el domicilio, y el de Atención Sociosanitaria a personas dependientes en Instituciones Sociales, por lo tanto, está más relacionada con la rama Sociosanitaria.

Continuamos con Begoña Pérez, que imparte certificados de profesionalidad como: el de Dinamización Comunitaria, o el de Información Juvenil, o el de Docencia para la FPE, son certificados relacionados con la rama Socioeducativa.

Y finalizamos la presentación con el docente Ángel Gómez, que imparte certificados de profesionalidad de la rama de Administración: Grabación de Datos, Operaciones Administrativas, y de la rama de la Informática: Confección de Webs, Sistemas Microinformáticos, y el módulo transversal de Ofimática.

Entre todos ellos suman más de 40 años de experiencia profesional en el campo de la docencia para el empleo, por ello, y aprovechando la amistad que me une con ellos, les he querido atracar con una pequeña entrevista, desde la que poder mostrar la parte más social y humana de un docente de la formación para el empleo, visto por compañeros que están acreditados para la impartición de certificados de diferentes ramas profesionales.

Motivos de entrar en el mundo de la FPE como docente

La primera cuestión que les lanzo, cuál flecha inquisidora es: ¿qué te hizo lanzarte al mundo de la Formación Profesional para el empleo? 

Para Luis Carlos, el motivo de iniciarse en esta profesión fueron las referencias de otros docentes con los que se topó en su vida académica, la necesidad de un cambio en su vida laboral a nivel económico, y el gusanillo de la docencia, unido al gusto por enseñar a unos jóvenes en los que se veía reflejado, que tenían los mismos antecedentes que él. El poder ayudar a mejorar la situación económica social de jóvenes provenientes de un fracaso escolar, familias desestructuradas, jóvenes a falta de una oportunidad, sin afectos y cariño y una máxima exclusión social. Y jóvenes y no tan jóvenes que necesitan que crean en ellos y hacerles creer en ellos mismos.

Para Elena, también fue la necesidad de un cambio en su profesión, un trabajo relacionado con lo que ella imparte al que necesitaba poner punto y seguido, animada por una persona de su entorno familiar que ya trabajaban en la FPE.

Begoña venía motivada por su vocación de docente, unida al conocimiento de este mundo a través de la Universidad, y una oferta de empleo en la FPE que le hizo apartar su anterior profesión por este nuevo reto.

Y en el caso de Ángel, la motivación venía de la oportunidad de primer empleo que le ofrecen desde su entorno personal al finalizar sus estudios. Tras esa primera experiencia, en la que tuvo en cuenta el qué hacer de sus profesores, se dio cuenta de que le gustaba esta profesión, y con ella ha continuado durante más de 22 años.

Todos ellos comenzaron en esta profesión por motivos diferentes, pero con un mismo denominador, el gusto por enseñar, y comunicar conocimientos adquiridos durante el desarrollo de sus otras profesiones.

Importancia de la vocación y la motivación

En la siguiente cuestión vamos a intentar resolver uno de los enigmas de la FPE: ¿En qué puesto colocas la motivación y la vocación a la hora de planificar una acción formativa?

Comenzamos con Begoña, que se decanta por una combinación de ambas, pero bajo un prisma de realismo, teniendo en cuenta las oportunidades laborales y la mejora profesional. Muchas veces se ha encontrado con personas sin vocación, con necesidad de trabajar, pero nada motivadas, por eso a la hora de planificar sus acciones formativas utiliza metodologías basadas en la creatividad que potencien la motivación y despierten la vocación.

Elena trabaja con la motivación cuando se encuentra con alumnos rebotados de otras profesiones que buscan encontrar un trabajo lo más rápido posible, ya que son personas que hace tiempo que finalizaron sus estudios, están inseguros y con miedo. Pero si alguno muestra una gran vocación, se centra en su motivación para que no pierda su vocación.

En el caso de Luis Carlos, no duda en priorizar la vocación, para él no hay motivación sino hay previamente vocación. La vocación en la FPE ahuyenta a los profesionales que sólo buscan el beneficio económico. Y en segundo plano elige la motivación, acompañando al alumno en su aprendizaje, poniéndole una mano en el hombro y la otra para llevarle de la mano en el principio de su camino.

Para Ángel, que tiene en cuenta la heterogeneidad de sus alumnos, la versatilidad y variedad de los certificados que imparte, la motivación prima sobre la vocación. Su primer hándicap es que sus alumnos se “enganchen” con la formación que va a impartir, y que muestren interés por lo que han venido a hacer. Cuando el grupo es homogéneo, prima la vocación.

En este apartado vemos que hay diversidad de opiniones, pero están de acuerdo que las dos cualidades son pilares primordiales a la hora de planificar las acciones formativas que impartimos.

Práctica vs teoría

En este momento de la entrevista, la siguiente pregunta genera una nueva controversia: ¿qué es más importante en la FPE, la práctica o los contenidos teóricos?

Elena opina lo siguiente: No debe existir lo uno sin lo otro, una buena base teórica va a ayudar a entender bien lo que haces. Pero se puede saber mucha teoría y no saberla llevar a la práctica. Eso es lo que hay que trabajar, llevar a la práctica lo que se aprende para “hacer tuyo el conocimiento”.

Luis Carlos les da más importancia a los contenidos teóricos:  Se decantaría por un 60% de los contenidos teóricos y un 40% de práctica, pues la práctica ellos son capaces de realizarla y de llevarla a cabo muy rápidamente en el taller o en la empresa, pues tienen más capacidades manipulativas, les cuesta más los contenidos teóricos pues hay que pensar que o bien provienen de fracaso escolar o parados sin cualificación que hace tiempo dejaron de estudiar. No es lógico hacer las cosas sin saber para qué y porque las estás haciendo.

Begoña está en la misma línea que Elena: Una combinación de ambas, los contenidos teóricos son la base para la práctica, por lo que es muy importante trabajar los dos aspectos. A veces me gusta comenzar por la práctica, para llegar luego a la teoría y finalizar el aprendizaje volviendo otra vez a la práctica, anclando así los aprendizajes.

En el caso de los certificados que imparte Ángel, “daría una importancia mayor a los contenidos prácticos que a los teóricos. Si hablásemos de porcentajes, 60 o 65% para la práctica y 35 o 40% para la teoría. Suele ser habitual que los alumnos que acuden a mis cursos vayan pensando que todo lo que se va a hacer es práctica, aunque a lo largo de la acción formativa, ellos mismos se van dando cuenta que sin la parte teórica no se llega a nada y la aceptan y asumen como algo importante.”

Tenemos que tener en cuenta que cada uno de ellos imparten diferentes disciplinas, por lo que esa diferencia de opinión puede estar influenciada por la profesión a la que va dirigida la formación que ellos proporcionan.

El uso de las nuevas tecnologías

Hoy en día todas las profesiones y puestos de trabajo dependen en gran parte de las nuevas tecnologías, por ello les he preguntado: ¿Qué utilidad pueden tener las nuevas tecnologías en la formación que impartes? Y en esta pregunta hay un gran consenso. Luis Carlos opina que tienen una gran utilidad, porque tenemos que beneficiarnos de todos los avances tecnológicos para poder optimizar los recursos, y dar mejor servicio de formación. Pero para ello hay que invertir tiempo en el conocimiento de estas tecnologías, y no anclarse en el pasado. El símil sería tener una nave espacial y querer llegar a la luna con una escalera.

En esta línea está también la opinión de Begoña, que ha realizado un Máster sobre Tecnología Educativa y Gestión del conocimiento e-learning, porque ella ve en un futuro un aprendizaje a tres bandas: presencial, aula virtual y la teleformación.

Para Elena las posibilidades son infinitas, tanto dentro del aula para el aprendizaje de los alumnos, como fuera del ella, donde el alumno puede usar dichas tecnologías de apoyo en el desarrollo de su trabajo. Es una fan de Kahoot, y ha conseguido que todos sus alumnos también. Es una herramienta genial tanto para repasar temas como para evaluar. También les muestra el uso de aplicaciones de organismos oficiales que pueden utilizar en sus puestos de trabajo.

Ángel tiene una opinión más clara sobre el tema, ya que es Ingeniero informático, y la formación que imparte tiene que ver con las Nuevas TIC´s. Estas nuevas herramientas son tan importantes en la formación y en el aprendizaje, y también en el desarrollo del propio alumnado. Por ello, muchos alumnos buscan reciclarse, con lo que es fundamental el uso de las nuevas tecnologías.

Las nuevas tecnologías son fundamentales para el desarrollo de nuestras actividades, la creación de contenidos, la realización de actividades prácticas, y cómo no, la impartición de las materias en otros formatos que no son los tradicionales.

Futuro de la FPE

Y terminamos la reunión de colegas docentes con esta cuestión: ¿Cómo ves el futuro de la FPE en tu área?

En el caso de Begoña, nos dice que dos de los Certificados que imparte, el de Docencia y el de Instituciones tienen un buen futuro porque son certificados muy demandados, y con muchas salidas laborales, por ejemplo, en el caso del de Instituciones, las empresas contactan con los docentes para ofertar trabajo a las personas que han finalizado este certificado, e incluso hay más opciones para la realización de las prácticas no laborales. Lo mismo pasa con el de Docencia.

También ha detectado que hay alumnos que los realizan para actualizarse y reciclarse. Por lo tanto, se siente optimista con el futuro de sus especialidades.

Elena no lo tiene tan claro, para ella el futuro es “fluctuante”. Ahora se necesita muchas personas con titulación, pero no todos quieren o “valen” para ello. Además, compiten con dos grados de F.P., y se quiere unificar dos de los certificados: Instituciones y Domicilio.

Luis Carlos está en sintonía con Begoña, porque los profesionales tienen que estar en continúo reciclaje, y aprendizaje. La adaptación a los nuevos materiales y tecnologías lo requiere. Para este docente: cuesta más a la sociedad una persona no formada, que la formación en sí de esa persona.

Y finalizamos con la opinión de Ángel, que ve una demanda en crecimiento en los certificados relacionados con el diseño, mantenimiento y desarrollo de Web, aplicaciones de móviles, gestión de bases de datos online, y ve reducir el interés en los certificados asociados con el mantenimiento microinformático.

Todos coincidimos en que nuestras especialidades pueden tener un futuro positivo siempre y cuando, las instituciones consideren que es necesario que los trabajadores estén cualificados en las áreas en las que desarrollan sus actividades laborales, y los trabajadores vean la necesidad de mejorar en sus ámbitos profesionales.

Esta entrevista es sólo una pequeña muestra de lo que los docentes de FPE buscan, desean y realizan en su caminar pedagógico. Gracias “colegas” por vuestras opiniones y por el tiempo que dedicáis a realizar vuestro trabajo, y ahora ¡vamos a tomar ese café para hablar de lo que no es trabajo!

Este artículo ha sido realizado gracias a las aportaciones literarias propias y las opiniones de Ángel Gómez, Begoña Pérez, Elena González y Luis Carlos Bastardo, y redactado por María Teresa Gómez.

Últimos artículos
Temas del blog
Diego Colinas

Diego Colinas

Con raíces en el periodismo y experiencia en el Real Valladolid Baloncesto, ahora lidera el marketing digital en Grupo Aspasia.

Cursos relacionados

No hay cursos relacionados en este momento
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalización de Cookies
Privacidad